Firma de la Nueva Agenda Urbana, acuerdo internacional ambicioso para el desarrollo urbano del Siglo XXI [fr]

Emmanuelle Cosse, Ministra de Vivienda y Hábitat Sostenible y Jefa de la Delegación Francesa, se congratula por la Nueva Agenda Urbana adoptada por los 197 países representados en la Conferencia Hábitat III de las Naciones Unidas para la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible. Ahora que el Acuerdo de París sobre el Clima va a entrar en vigor en un plazo récord, la Ministra llevó a Quito un mensaje de esperanza y movilización en favor de un desarrollo urbano solidario, sostenible e inclusivo.

Luego de un trabajo preparatorio para el cual Francia se mostró particularmente activa, la Nueva Agenda Urbana establece nuevas normas mundiales para las políticas de vivienda y desarrollo urbano sostenible. Para Emmanuelle Cosse, el texto se basa en un “consenso ambicioso que se tratará de aplicar con determinación para construir el desarrollo urbano del siglo XXI, el cual garantizará una prosperidad duradera a todos los habitantes”.

En una época en el cual la mitad de la población mundial vive ya en las ciudades y que éstas son responsables de 70% de las emisiones de gas de efecto invernadero, este documento de orientación confirma el reconocimiento del papel que desempeñan las ciudades y los protagonistas locales en la elaboración de políticas urbanas e integra las tres grandes prioridades que Francia defiende:

• la lucha contra la pobreza y la exclusión urbana, para hacer del derecho a la vivienda adecuada, el motor de toda política urbana; no habrá ciudades sostenibles si excluyen ciertos barrios o a poblaciones frágiles;
• la transición ecológica y energética, para proteger los recursos naturales de los territorios; la Ciudad sostenible será una ciudad sobria, compatible con un planeta caracterizado por sus recursos limitados;
• la promoción de un urbanismo democrático y ciudadano, que fabrica la ciudad para y con sus habitantes, independientemente de su sexo, su religión o su origen; la defensa de los bienes comunes dependerá en efecto cada vez más de los territorios y del hecho de reconocer los conocimientos y la experiencia de todos sus habitantes.

Acompañada por una nutrida delegación francesa compuesta por representantes electos y profesionales del ordenamiento del territorio así como del desarrollo urbano, Emmanuelle Cosse participó en varios encuentros para presentar la política francesa de vivienda y su acción para el desarrollo económico y social de los países del Sur. La Ministra destacó, en particular, la calidad del trabajo del Instituto de Investigación y Desarrollo (IRD) y de la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD), que tuvieron la iniciativa de la operación “100 ciudades/100 proyectos para el clima” con el fin de ayudar a la puesta en marcha de proyectos urbanos resilientes en 100 ciudades del Sur.

Con el Embajador de Francia, Jean-Baptiste Chauvin, la Ministra destacó la sólida cooperación que une a Ecuador y Francia, quien apoya a este país en la obra de reconstrucción provocada por el fatal terremoto que lo afectó gravemente el pasado 16 de abril.

A Quito, Emmanuelle Cosse llevó también el respaldo de Francia para el lanzamiento de una red mundial de agencias de urbanismo iniciada por la Federación Nacional de Agencias de Urbanismo (FNAU), que permitirá proponer a las ciudades del mundo que así lo desean conocimientos, experiencia y un apoyo de gran calidad.

Dernière modification : 25/10/2016

subir